La SENACYT realiza el Café Científico “Investigación Científica en Darién”

INAUGURÓ EXITOSAMENTE EL 7° SEMINARIO-TALLER PARA PROFESIONALES DEL ECOSISTEMA EMPRENDEDOR EN AMÉRICA LATINA
mayo 12, 2017
RESILIENCIA ES LA CLAVE PARA PREVENCIÓN DE LA CIBERDELINCUENCIA
mayo 12, 2017
Show all

La SENACYT realiza el Café Científico “Investigación Científica en Darién”

Panamá, 11 de mayo de 2017. Con el objetivo de fomentar la comunicación entre los investigadores y el público en general, la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SENACYT) realizó en la Comunidad de Metetí, Provincia de Darién, el séptimo Café Científico del año 2017 con el tema: “Investigación Científica en Darién”.

Los Cafés Científicos forman parte de una serie de encuentros públicos para la divulgación científica. En esta ocasión se contó con la ponencia de seis investigadores: la Profesora María De Los Ángeles Vásquez del Centro Regional Universitario de Darién, el Ingeniero Carlos Espinoza, Director de la Oficina de Panamá del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF de Panamá), el Dr. Nelson Barranco, de la Universidad Tecnológica de Panamá, el Lic. Ricardo Moreno de la Fundación Yaguará Panamá, y el Dr. José Loaiza de INDICASAT-AIP.

La actividad se dividió en dos paneles: el primero abordó experiencias de adopción de tecnologías y sistematización de la participación social en proyectos comunitarios y el segundo se centró en los resultados de investigación aplicada.   La introducción general estuvo a cargo de la Ing. Milagro Mainieri, Directora de Investigación y Desarrollo de la SENACYT, quien presentó sobre la divulgación de los resultados de las investigaciones realizadas en la provincia de Darién.

La Profesora María de Los Angeles Vásquez del Centro Regional Universitario de Darién explicó: “La primera fase de la investigación se concentró en caracterizar los procesos participativos que se desarrollan en las comunidades de Metetí y Yaviza en Darién vinculados a la promoción en salud.  La recopilación de estos procesos le permitió tener una mejor comprensión sobre las prácticas de organización y participación que utiliza la población y cómo se puede potenciar, en su beneficio y de las instituciones que ofrecen servicios a la comunidad. La segunda fase consistió en una investigación, acción que se desarrolló con el Grupo de Salud Comunitaria en Metetí creado en el proceso de investigación y de un grupo de líderes de sectores en Yaviza, orientados por los principios de la metodología de animación sociocultural, el ritmo de la población, proximidad vital y autonomía en las decisiones”.

La segunda ponencia de investigación aplicada fue la desarrollada con la Comunidad Emberá de Ipetí – Emberá por el Dr. Nelson Barranco de la Universidad Tecnológica de Panamá, quien comentó: “Se analizaron distintos sistemas de desinfección para agua potable especialmente para zonas rurales. Se seleccionaron la Electrólisis de Salmuera, como una buena alternativa, por ser un método de bajo costo, fácil mantenimiento y operación, que solo requiere como materia prima: sal de cocina, o agua de mar. Se Instaló el sistema de electrólisis de salmuera, y se le incorporaron una fuente de energía renovables (fotovoltaica). El resultado es simple: se trata de un proceso auto sostenible para comunidades de difícil acceso”.

El Ingeniero Carlos Espinoza, Director de la Oficina de Panamá del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF de Panamá), explicó: “El proyecto de manejo y aprovechamiento sostenible de productos no maderables para la elaboración de artesanías, por parte de la Empresa de Mujeres Artesanas del Río Tupiza, Comarca Emberá-Wounaan, Darién en la organización de las mujeres artesanas de las cinco comunidades del río Tupiza, en el Distrito de Cémaco, Comarca Emberá-Wounaan. El proyecto contribuyó a generar información sobre la abundancia y distribución de la especie (Astrocaryum Standleyanum).   La información que el proyecto produjo a través de inventarios forestales, condujo a la formulación del plan de manejo para el aprovechamiento sostenible de un producto no maderable del bosque en una superficie de 26,720 hectáreas”.

El Dr. José Loaiza de INDICASAT-AIP, explicó: “A través del proyecto “Mosquito Species Diversity and Landscape Change,” se pudo colectar y analizar datos ecológicos de insectos vectores para entender cómo las actividades antrópicas afectan su diversidad, abundancia y estructura comunitaria. Esta información está siendo utilizada para predecir el riesgo de transmisión de patógenos en función del uso de las tierras aledañas al bosque. Los resultados indican que los cambios en la estructura comunitaria de los mosquitos se deben a los diferentes grados de perturbación humana que estos presentan”.

Además, el Dr. Loaiza señaló: “La riqueza de especies de mosquitos es menor en ambientes deforestados, pero la dominancia de algunas especies es mayor. Esto supondría un aumento en la transmisión de algunas enfermedades si sus vectores primarios son favorecidos demográficamente con los cambios en el uso de la tierra.  Resultados obtenidos apoyan la hipótesis que indica que la tasa de infección de Arboviruses en mosquitos en áreas deforestadas es mayor que aquella de los colectados en sitios boscosos. Igualmente, la calidad y cantidad de hábitats larvales para mosquitos especialistas del bosque disminuye con la deforestación, la cual crea condiciones ecológicas distintas, resultando en un predominio de especies generalistas en áreas deforestadas. Estas especies generalistas son más eficientes en la transmisión de patógenos a humanos, ya que se adaptan a vivir en el peri-domicilio, se alimentan preferencialmente de nuestra sangre y sus poblaciones crecen exponencialmente. Los hallazgos resaltan el valor agregado de la biodiversidad de los bosques tropicales y su importancia para conservar el equilibrio ecológico y evitar el surgimiento de enfermedades infecciosas”.

El Lic. Ricardo Moreno, Fundador de Yaguará Panamá-Sociedad Panameña de Biología, explicó: “El estudio del jaguar y de los mamíferos en el Parque Nacional Darién, Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la Biósfera, confirmó la crítica situación del jaguar en Panamá. La Fundación Yaguará Panamá está trabajando en colaboración con diferentes actores tratando de promover y ayudar a las personas y comunidades que tienen conflicto con el jaguar. Al mismo tiempo, se utiliza tecnología de punta como cámaras trampas y collares con GPS para colectar datos científicos que permitan tomar mejores decisiones de manejo y lograr reestablecer nuestro corredor biológico panameño”.  Ricardo Moreno enfatizó: “Hay que colocar a la ciencia de la mano con los seres humanos, para el beneficio de todos”.

Los Cafés Científicos continuarán a lo largo del año 2017, con más diversidad de temas, para así seguir fomentando el debate entre la comunidad científica y el público en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *